cerrar ventana

 

  

Edgard Varèse y su relación con músicos y intelectuales latinoamericanos de su tiempo:

Notas

[1] "La Panamericana nació porque me di cuenta de que Europa estaba retrocediendo hacia el neoclasicismo o, más bien, a lo que se llamó ...". Edgard Varèse citado por Louise Varèse en: A looking-glass diary, vol. I: 1893-1928. Eulenburg Books, London, 1972 (pág. 279).
[2] Acario Cotapos (Chile, 1889-1969) residió en Nueva York entre 1917 y 1924 y brevemente en 1925, donde estrenó varias obras entre las cuales los "Tres Preludios para orquesta de cámara" (I. La tienda o la tienda en el desierto. II. El valle del Guadalquivir. III. Escena de la transfiguración). Ver Merino 1983:15-39. Luego y hasta 1935 vivió en París, coincidiendo allí de nuevo con Varèse. Caracteriza su lenguaje una gran densidad armónica, textural y tímbrica, acompañada de un gesto dramático de tintes expresionistas.
[3] Coriún Aharonián: Un extraño señor llamado Acario Cotapos. En: Revista Musical Chilena, año XLIV, Nº 173, I-VI 1990 (pág. 116).
[4] Rosaura Revueltas, comp.: Silvestre Revueltas por él mismo. Era, México, 1989 (pp. 216, 217, 218, 220, 224, 225).
[5] Odile Vivier: Varèse. Éditions du Seuil, Paris, 1973 (pág. 104).
[6] O. Vivier: ya citada (pág. 104).
[7] Todas las Américas ("Amériques", título que denota un inequívoco símbolo de ideas y horizontes nuevos) se incluyen en esta definición, tal como fue impulsada en los años de 1920 y 1930 a través del continente. Más recientemente, el adjetivo "americano" pasó a ser exclusividad de un solo país y el resto de los americanos al sur del Río Bravo - ahora habitantes del "patio trasero" o de la "Alianza para el progreso" - fueron rotulados como sudamericanos o latinoamericanos o simplemente latinos, perdiendo así el derecho al uso del adjetivo originario, pérdida que también señaliza obviamente diferencias geográficas, políticas, sociales y económicas de periferia y de ciudadanos de segunda clase.
[8] Zoila Gómez: Amadeo Roldán. Arte y Literatura. La Habana, 1977 (pág. 111).
[9] Alejo Carpentier: Varèse vivant. En: Separata de Le Nouveau Commerce, París, 1980 (pág 21).
[10] Son balés afrocubanos.
[11] A. Carpentier: ya citado (pp. 21/22/23).
[12] Varèse residió en París en 1924, luego en 1927, y finalmente entre 1928 y 1933. Villa-Lobos vivió en París entre 1923 y 1930. Cabe destacar que, tanto Villa-Lobos como Chávez, atravesaban en la década del 1920 y comienzos del 1930 lo que iba a quedar como su mejor y más original período creativo.
[13] A. Carpentier: ya citado (pág. 22).
[14] Z. Gómez: ya citada (pág. 95).
[15] Laurent Feneyrou, comp.: Luigi Nono. Écrits. Christian Bourgois, Paris, 1993 (pág. 49).
[16] También es de lamentar que algunos esfuerzos recientes en el sentido de consultar los archivos de esos años de la Orquesta Filarmónica de La Habana hayan sido infructuosos, debido al aparente desinterés local por el tema.
[17] Nicolas Slonimsky: Perfect pitch. A life story. Oxford University Press, New York, 1988 (leyenda en foto entre pp. 120 y 121).
[18] Entrevista con Jan Williams, Montevideo, 25-XI-1999.
[19] N. Slonimsky: ya citado (pág. 121).
[20] Publicado en París en 1931 y reproducido en el programa de un concierto de homenaje a Amadeo Roldán luego de su temprana muerte, concierto realizado en La Habana el 2 de abril de 1939. En: Zoila Gómez: ya citada (pág.85).
[21] Odile Vivier: ya citada (pág. 93)
[22] Fernand Ouellette: Edgard Varèse. Seghers, Paris, 1966 (pág. 119).
[23] Georges Charbonnier: Entretiens avec Edgard Varèse. Pierre Belfond, Paris, 1970 (pág. 145).
[24] O. Vivier: ya citada (pág. 92).
[25] A. Carpentier: ya citado (pp. 21/22).
[26] O. Vivier: ya citada (pág. 93).
[27] Makis Solomos: Lectures d' Ionisation. En: Percussions, Nº 40, V/VI-1995.
[28] José André (Argentina, 1881-1944), compositor, docente, y primer crítico musical de Argentina, fundó en 1915 la Sociedad Nacional de Música, luego Asociación Argentina de Compositores. Entre 1911 y 1914, había completado sus estudios en la Schola Cantorum de París (algunos años después de Varèse). Su música de cámara y sus canciones denotan primero una fuerte influencia francesa - típica de su generación -, pero se inclina luego a rasgos nacionalistas.
[29] José André: Edgard Varèse y la música de vanguardia. En: La Nación, Buenos Aires, 20 de abril de 1930.
[30] A. Carpentier: Un revolucionario de la música: Edgard Varèse. En: Social, vol.14, Nº 6, La Habana, VI-1929 (pp. 20, 81, 90, 92).
[31] A. Carpentier: Edgard Varèse escribe para el teatro. En: Social, vol. 16, Nº 4, La Habana, IV-1931 (pp. 11, 12, 73).
[32] José André: ya citado.
[33] Omar Corrado en correo electrónico del 21-XI-2000.
[34] Gyula Kosice: Geocultura de la Europa de hoy/Géoculture de l'Europe d'aujourd'hui. Losange, Buenos Aires, 1959 (pág. 119).
[35] Guyla Kosice: ya citado (pág 119).
[36] Juan Carlos Paz (Argentina, 1897-1972) es una de las personalidades más significativas de su generación. Compositor, docente, crítico musical, escritor, hasta circunstancial actor de cine como Varèse, es autor de varios libros: "Schönberg o el fin de la era tonal", "Introducción a la música de nuestro tiempo", "La música en los Estados Unidos". En 1934 introdujo el dodecafonismo en América Latina. En 1937 fundó la Agrupación Nueva Música a los efectos de difundir la música contemporánea.
[37] Omar Corrado: Juan Carlos Paz. En: folleto del CD "Inicios de la vanguardia musical en la Argentina" (pp. 24/25). Fondo Nacional de las Artes, FNA/V-001, Buenos Aires, 1998.
[38] Juan Carlos Paz: Introducción a la música de nuestro tiempo. Nueva Visión, Buenos Aires, 1955. 2ª edición: Sudamericana, Buenos Aires, 1971 (pp. 405 y 407).
[39] Juan Carlos Paz: Alturas, tensiones, ataques, intensidades. (Memorias I). De la Flor, Buenos Aires, 1972 (pág. 285).
[40] J.C. Paz: Alturas, tensiones, ataques, intensidades (Memorias II). De la Flor, Buenos Aires, 1987 (pág. 186).
 

cerrar ventana

 

home