historia
 
 

Manifiestos Brasileños II

Grupo Música Viva
Manifiesto 1946

Declaración de principios

La música, al traducir ideas y sentimientos al lenguaje de los sonidos, es un medio de expresión; por lo tanto, producto de la vida social.

El arte musical - como todas las otras artes - aparece como superestructura de un régimen cuya estructura es de naturaleza puramente material.

El arte musical es el reflejo de lo esencial en la realidad.

La producción intelectual, sirviéndose de los medios de expresión artística, es función de la producción material y, por lo tanto, está sujeta como ésta, a una constante transformación, a la ley de la evolución.

Música es movimiento.

Música es vida.

"MÚSICA VIVA", comprendiendo este hecho, combate por la música que revela lo eternamente nuevo, es decir, por un arte musical que sea la expresión real de la época y de la sociedad.

"MÚSICA VIVA" refuta el así llamado arte académico, negación del propio arte.

"MÚSICA VIVA", basada en este principio fundamental, apoya todo lo que favorece el nacimiento y crecimiento de lo nuevo, eligiendo la revolución y rechazando la reacción.

"MÚSICA VIVA", comprendiendo que el artista es producto del medio y que el arte sólo puede florecer cuando las fuerzas productivas hayan logrado un cierto nivel de desarrollo, apoyará toda iniciativa en pro de una educación no solamente artística, sino también ideológica, pues no hay arte sin ideología.

"MÚSICA VIVA", comprendiendo que la técnica de la música y de la construcción musical depende de la técnica de la producción material, propone la sustitución de la enseñanza teórico-musical basada en prejuicios estéticos erigidos en dogmas, por una enseñanza científica basada en estudios e investigaciones de las leyes acústicas, y apoyará las iniciativas que favorezcan la utilización artística de los instrumentos radioeléctricos.

"MÚSICA VIVA" estimulará la creación de nuevas formas musicales que correspondan a las ideas nuevas, expresadas en un lenguaje musical contrapuntístico-armónico, basado en un cromatismo diatónico.

"MÚSICA VIVA" rechaza, al mismo tiempo, el formalismo, es decir, el arte en el cual la forma se convierte en autónoma; porque la forma de la obra de arte auténtica corresponde al contenido en ella representado.

"MÚSICA VIVA", comprendiendo que la tendencia del "arte por el arte" surge en un terreno de insoluble desacuerdo con el medio social, combate por la concepción utilitaria del arte, es decir, por la tendencia de conceder a las obras artísticas la significación que les corresponde en relación al desarrollo social y a la superestructura del arte.

"MÚSICA VIVA", adoptando los principios de arte-acción, abandona como ideal la preocupación exclusiva de belleza; pues todo el arte de nuestra época que no esté organizado directamente sobre el principio de utilidad, estará desvinculado de lo real.

"MÚSICA VIVA" cree en el poder de la música como lenguaje sustancial, como etapa en la evolución artística de un pueblo, y combate, por otro lado, el falso nacionalismo en música, es decir, aquél que exalta sentimientos de superioridad nacionalista en su esencia y estimula las tendencias egocéntricas e individualistas que separan a los hombres, originando fuerzas disruptivas.

"MÚSICA VIVA" cree en la función socializadora de la música que es la de unir a los hombres, humanizándolos y universalizándolos.

"MÚSICA VIVA", comprendiendo la importancia social y artística de la música popular, apoyará toda iniciativa dirigida a desarrollar y estimular la creación y divulgación de la buena música popular, combatiendo la producción de obras perjudiciales para la educación artístico-social del pueblo.

"MÚSICA VIVA", comprendiendo que el desarrollo de las artes depende también de la cooperación entre los artistas y de las organizaciones profesionales, y comprendiendo que el arte sólo podrá florecer cuando el nivel artístico colectivo haya alcanzado un determinado grado de evolución, apoyará todas las iniciativas tendientes a estimular la colaboración artístico-profesional y a favorecer el desarrollo del nivel artístico colectivo; pues el arte refleja el estado de sensibilidad y la capacidad de coordinación del medio.

Consciente de la misión del arte contemporáneo frente a la sociedad humana, el grupo "MÚSICA VIVA" acompaña al presente en su camino de descubrimiento y de conquista, luchando por las ideas nuevas de un mundo nuevo, creyendo en la fuerza creadora del espíritu humano y en el arte del futuro.

1º de noviembre de 1946.

Heitor Alimonda, Egídio de Castro e Silva, Guerra Peixe, Eunice Katunda, Hans-Joachim Koellreutter, Edino Krieger, Gení Marcondes, Santino Parpinelli, Cláudio Santoro.

En: Carlos Kater: Música Viva e H. J. Koellreutter. Movimentos em direção à modernidade. Musa Música - Atravez, São Paulo, 2001.

Versão original portuguesa
Deutsch

Manifiesto I: Grupo Música Viva, 1944
Manifiesto II: Grupo Música Viva, 1946
Manifiesto III: música nueva: compromiso total con el mundo contemporáneo, 1963
Manifiesto IV: Compositores de Bahia, 1966

Introducción

 

ir al comienzo
 
historia